La Oportunidad del Tiempo y del Cambio

Actualizado: may 7

Por: Samantha Goode


El mundo ya cambió y nosotros también lo estamos haciendo, tratando de adaptarnos a los nuevos rumbos que se están marcando a pasos acelerados y lo curioso es, que todo sucede mientras el mundo está en pausa.


Nuevas formas llegaron para quedarse y hoy mientras unos aún siguen esperando que todo termine y que una mañana puedan regresar con “normalidad” a sus antiguas actividades, otros han comprendido que eso ya no será posible y están capacitándose para salir de nuevo a una realidad con matices distintos y con oportunidades y sabores nuevos.




El trabajo como lo hacíamos ya quedó en el pasado, hoy estamos probándonos y dándonos cuenta de que se puede trabajar mejor de forma remota si se capacita y se integran plataformas efectivas para realizar las diferentes actividades laborales. Tuvimos que actuar y reaccionar en medio de la crisis y sin tiempo, pero eso también es una lección para que no nos vuelva a ocurrir en el futuro y estemos preparados para cualquier situación de emergencia como la de ahora, en donde el trabajo, la educación y las relaciones personales sufran lo menos posible y entender que de verdad, cuando estamos mejor preparados y mejor económicamente es cuando debemos de cambiar, de actualizar y de aprovechar el momento preciso para seguir transformando y no tener que esperar momentos de crisis para hacerlo.


La forma en la que estábamos viviendo durante años, lo tradicional, el ir a la escuela, titularnos y empezar a trabajar hasta la jubilación, serán historias del pasado, porque todo el esquema ha dado un giro, las carreras también tendrán que actualizarse y crear nuevas ventanas para el conocimiento que exige el nuevo mundo. Capacitar a las nuevas generaciones y dotarlas de habilidades para que puedan encontrar áreas de desarrollo mucho más fácilmente.


El cambio será una constante y de la forma en que nos aprendamos a adaptar y de cómo reaccionemos ante lo que es inevitable, dependerá el éxito que tengamos tanto en la vida personal como en la laboral.


Tenemos que convertirnos en los dueños de nuestro tiempo para lograr la libertad sin presiones y con el mejor aprovechamiento de las horas, ser más efectivos en el trabajo y con nuestras familias.



Es innegable que necesitamos socializar, escucharnos, sentirnos y crear lazos no solamente virtuales, pero hay que tener paciencia para que cuando podamos volver a reunirnos, tengamos toda la protección necesaria, además de nuevas habilidades y talentos que nos ayudarán para fortalecer nuestros lazos.


¿Qué podemos hacer desde ahora?


Trabajar en nuestras áreas de oportunidad en el mundo de la comunicación, porque hoy más que nunca, necesitamos ser escuchados, vistos, sentidos y comprendidos rompiendo las barreras del confinamiento y de la distancia. Ser magos para transportarnos a lugares, con las personas que nos interesan para lograr momentos perfectos por medio de la tecnología que nos sirve como un puente para no dejar de estar.


Aprender y fortalecer las habilidades que no pensábamos no teníamos, descubrir que somos buenos para muchas otras actividades que ni imaginábamos, ser creativos y emprendedores, salir de nuestras cajas y ver el mundo con otros lentes, leer las necesidades y pensar en cómo podríamos solucionarlas, pintar en nuestras mentes nuevos escenarios en nuestra vida, aprovechar el tiempo y la facilidad de tener todo el conocimiento del mundo a un click de distancia, practicar y practicar, porque este tiempo también es un regalo, que tantas veces pedíamos a gritos y que hoy tenemos de sobra.

A veces, hay que tener cuidado con lo que deseamos.


10 consejos básicos para lograr una buena comunicación en línea:

1) Tener una buena conexión a internet

2) Un lugar iluminado y ordenado

3) Vestirse adecuadamente dependiendo del tipo de reunión y profesión.

4) Evitar beber café, bebidas con gas o mucha agua durante la sesión

5) Siempre iniciar saludando y sonriendo

6) Establecer horarios

7) Tener un guion preparado para la sesión

8) Respetar el tiempo propuesto

9) Interactuar con los participantes y ver a la cámara

10) Evitar los monólogos





Samantha Goode

Consultora en Comunicación Estratégica


"Apasionada por el mundo de la

imagen verbal"


www.goodeimage.mx

30 vistas
CM Imagen Personal y Corporativa, 2020